Ingresan en prisión las mujeres implicadas en la muerte de Isabel Carrasco para evitar el riesgo de fuga

La juez que lleva el caso del asesinato de la presidenta de la Diputación de León ha ordenado prisión provisional y sin fianza ante la posibilidad de obstruir o interferir en la investigación de los hechos.

Las dos mujeres han ingresado en un centro penitenciario.
Las dos mujeres han ingresado en un centro penitenciario.

Redacción. La juez del Juzgado de Instrucción número de León ha dispuesto la prisión provisional, comunicada y sin fianza, de Montserrat G.F., autora confesa de la muerte de la presidenta de la Diputación leonesa, Isabel Carrasco, y de su hija de Montserrat Triana M.G.

Las detenidas, imputadas por la muerte de la política leonesa, han sido conducidas a la prisión de Villahierro, en la localidad leonesa de Mansilla de las Mulas, después de que el 14 de mayo declararan por separado en el Juzgado, ante juez, fiscal y abogado de la defensa.

La primera en hacerlo fue la madre, y su declaración se prolongó de las 20.00 hasta las 24.00 horas, tras lo que fue el turno de la hija, de 35 años, quien prestó declaración desde las 24.00 horas hasta las 04.15 horas de la madrugada.

La juez, tras escuchar las dos declaraciones y atendiendo a la petición del fiscal, acordó la prisión preventiva al darse las condiciones que obligan según la ley de Enjuiciamiento Criminal.

Según esta ley, y por la gravedad del delito, podrían ser condenadas al menos por un delito de homicidio penado con hasta 20 años de cárcel, además de que la juez considera que existe riesgo de fuga, y la posibilidad de sustraerse a la acción de la Justicia, por el alto numero de años de prisión que conlleva el posible delito cometido.

Asimismo, se ha decretado la prisión de las dos mujeres ante la posibilidad de obstruir o interferir en la investigación de los hechos delictivos, al existir una tercera persona imputada que en este momento está en libertad y que se trata de un agente de Policía Local de León, amiga de Montserrat Triana M.G., a la que se le ha abierto expediente disciplinario. Esta medida incluye la suspensión de empleo y sueldo durante dos meses y es prorrogable, según han informado fuentes municipales.

En este momento, los delitos que se podrían imputar a las mujeres son homicidio, atentado a la autoridad y tenencia ilicita de armas.

Del contenido de las primeras declaraciones de las dos mujeres ante la juez no se puede revelar nada, al estar secretas las actuaciones por existir una tercera persona implicada, mientras que la instrucción continúa, a la espera de conocer el informe final de la autopsia y de que la juez cite a declarar a diversos testigos de los hechos, entre otras actuaciones. La juez levantará el secreto de sumario en cuanto lo estime  conveniente.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.