España compromete 300.000 euros para que Cruz Roja atienda la emergencia en Sudán del Sur

Esta cantidad contribuirá a tratar de paliar la grave situación de la población de este país africano, que está inmerso en un intenso conflicto armado que ha provocado miles de muertes y aproximadamente medio millón de desplazados.

Tropas de cascos azules en la Misión en Sudán del Sur (UNMISS).
Tropas de cascos azules en la Misión de Naciones Unidas en Sudán del Sur (UNMISS).

Redacción. El Gobierno español ha comprometido 300.000 euros para que el Comité Internacional de Cruz Roja (CICR) atienda la emergencia humanitaria en Sudán del Sur, donde las luchas entre partidarios y detractores del presidente Salva Kiir han provocado en los últimos cinco meses miles de muertos y más de medio millón de desplazados.

Según Manuel Sánchez-Montero, director de la Oficina de Ayuda Humanitaria, el Ejecutivo estudia realizar una aportación adicional a alguna organización no gubernamental presente en el terreno. Asimismo, ha reconocido que los recursos económicos de su oficina son limitados. Dispone de 26 millones de euros, cuando en 2011 su presupuesto ascendía a 216,2 millones, a pesar de que ya entonces sufrió recortes.

España, explica Sánchez Montero, está muy centrada en Siria, el Sahel, Filipinas, América Central, Colombia, Territorios Palestinos y el Sáhara Occidental, con proyectos ya asignados. Un 10 % del presupuesto de la oficina se reserva para el fondo de contingencia, con el que se intenta hacer frente a situaciones inesperadas. De ese fondo proceden los 300.000 euros comprometidos con Cruz Roja para Sudán del Sur y del mismo saldría una aportación adicional, similar a ésta. “Estamos solo a mitad de año. No podemos gastarnos ya todo. En breve empezará la época de hucaranes”, advierte.

El Comité Internacional de la Cruz Roja trabaja en este país africano distribuyendo alimentos entre la población, prestándoles atención médica y quirúrgica y visitando a detenidos para procurar que reciban un trato adecuado. Además, la mera presencia de los delegados del CICR sirve como medida de protección a la población civil, en el sentido de que interceden ante las partes en conflicto y les recuerdan su obligación de proteger a las personas que no participan en los enfrentamientos.

A Sudán del Sur también se destinó este año 900.000 euros, procedentes de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), y que España entregó como parte de una contribución voluntaria al Fondo de Emergencia de Naciones Unidas.

Si se tiene en cuenta también las contribuciones obligatorias de España a la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea (ECHO) el montante total del dinero de los PGE destinado a aliviar la emergencia humanitaria en Sudán del Sur asciende a 8,2 millones de euros.

La diferencia entre unas contribuciones y otras otras reside en que los 300.000 euros para el Comité Internacional de la Cruz Roja es la única cantidad que, hasta la fecha, España ha decidido con total independencia y autonomía para elegir a quién se la da y para qué. Las otras dos aportaciones forman parte de contribuciones de España (voluntarias y obligatorias) a organismos internacionales para atender en general crisis humanitarias. Es decir, es la organización que recibe el dinero la que decide a qué destina esos recursos.

Tanto Naciones Unidas como ECHO actúan en Sudán del Sur prestando atención médica a la población, cobijo y trasladando a los refugiados a zonas seguras.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.