España es el tercer país de la UE en producción de carne de pollo

También destaca por ser el cuarto en carne de ave y el quinto en censo y producción de carne de vacuno.

La producción de carne de pollo en España.
La producción de carne de pollo en España.

Redacción. España se sitúa como el tercer país de la Unión Europea en producción de carne de pollo y cuarto en producción de carne de ave, mientras que ocupa la quinta posición en el censo y producción de carne de vacuno y es segundo en censo de ovejas y cabras, según los datos económicos de los sectores de las carnes de vacuno, ovino, caprino y aves correspondientes al año 2013 del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Los resultados constatan la importancia del sector avícola de carne como uno de los principales motores económicos de la ganadería española, con un valor de la producción estimado en 2.333 millones de euros, lo que supone un 5,3% de la producción final agraria.

Su importancia, además, radica en su condición de alimento básico y fuente económica y sana de proteína. Es la segunda carne más consumida, sólo por detrás de la carne de cerdo, y la primera si se considera el consumo en fresco.

En lo que respecta a la producción, durante 2013 fue de 1.369.628 toneladas de carne, un 1,06% menos con respecto al año anterior. De ese total, un 82% (1.123.095 toneladas) corresponden a la producción de carne de pollo.

España se mantiene como el tercer productor comunitario de pollo, con una producción que asciende al 11,6% del total producido en la UE, y como el cuarto productor de carne de ave, con una producción del 11,1% del total producido en la UE.

Estos datos contrastan con el ligero descenso registrado en los precios percibidos por los productores, cifrado en un 1,6%, para situar la media del precio de la canal de pollo en 183,04 euros/100 kg.

Sector del vacuno. Por su parte, el sector de la carne de vacuno se mantiene estable, tanto en número de explotaciones como en censo de animales respecto a las cifras de 2012. En 2013 el número de explotaciones registradas fue de 155.514 y el censo de 5.689.000 cabezas.

En lo que se refiere a la producción, se mantiene la tendencia ligeramente descendente de los últimos años, con un número total de cabezas sacrificadas de 2.219.731 y una producción de 581.837 toneladas. En cualquier caso, España mantiene la quinta posición de la UE tanto en censo, como en producción de carne de vacuno.

Por otro lado, en lo relativo a los precios, 2013 ha sido un año positivo, ya que se mantuvieron precios a los productores significativamente elevados (con un precio medio para la categoría de añojos AR3 de 381,31 euros/100 kg) y el coste de las materias primas se ha situado en niveles inferiores a los del año anterior, por lo que los márgenes ha sido superiores.

El comercio exterior de carne de vacuno y de animales vivos se ha ralentizado, fundamentalmente por efecto de la menor demanda en los mercados exteriores y la caída de las exportaciones a terceros países, principalmente a Rusia por las restricciones aplicadas por este país.

El sector de la carne de ovino y caprino de carne representa cerca del 5% de la producción final ganadera, con una facturación de casi 790 millones de euros durante el año 2013. Además de su importancia económica, el sector aporta grandes beneficios tanto medioambientales, por su carácter eminentemente extensivo, como sociales, debido a su vinculación con las zonas rurales del país.

La producción de carne de ovino alcanzó durante 2013 las 119.156 toneladas, mientras que la de carne de caprino se situó en 8.852 toneladas, lo que representa ligeros retrocesos respecto al año anterior.

En cuanto al comercio exterior, durante 2013 se produjo un nuevo aumento de las importaciones de animales vivos y de carne, sobre todo procedentes de otros países de la UE. Por su parte, las exportaciones también crecieron, dejando una balanza comercial positiva para España en este sector.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.