El Hospital Clínico implanta el primer desfibrilador subcutáneo en la Comunidad aragonesa

Con unos resultados en cuanto a capacidad de desfibrilación similares a los convencionales, este sistema permite reducir las complicaciones dependientes de los electrodos y cables intravasculares, como roturas, infecciones o perforaciones cardiacas.

Hospital Clínico Universitario de Zaragoza.
Hospital Clínico Universitario de Zaragoza.

Redacción. La Unidad de Arritmias del Hospital Clínico Universitario ‘Lozano Blesa’ de Zaragoza ha sido la primera de la Comunidad autónoma en implantar un desfibrilador subcutáneo, en una intervención exitosa y sin complicaciones realizada este mes de abril.

Este desfibrilador, conocido como CAMERON SQ-RX, está diseñado para implantarlo debajo de la piel, tanto el dispositivo, que se coloca en la zona axilar anterior izquierda, como el electrodo, que se posiciona paralelo al esternón, sin necesidad de tener que acceder al sistema venoso ni al interior del corazón.

Los responsables de la Unidad de Arritmias del Hospital ‘Lozano Blesa’ de Zaragoza son los doctores Gonzalo Rodrigo Trallero y Ángel Duato Jané.

Fibrilación muscular. Los desfibriladores son dispositivos capaces de detectar una fibrilación muscular y suprimirla en pocos segundos, mediante una descarga eléctrica automática sobre el corazón, por lo que constituyen un tratamiento muy efectivo para prevenir la muerte súbita arrítmica.

Entre las ventajas del subcutáneo están que el implante es más corto y no precisa de Rayos X, la estancia en el hospital es breve, la mayoría de las complicaciones de los sistema de desfibrilación convencionales desaparecen, y puede usarse como puente al trasplante cardíaco, evitando que el paciente fallezca de una muerte arrítmica en la espera al trasplante, lo que facilita la intervención quirúrgica.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.