Monterrubio de la Serena arropa a las familias de los menores fallecidos en el accidente del minibús

Los vecinos de la localidad pacense se han unido para acompañar a los padres de las víctimas y dar el último adiós a los pequeños. Los heridos que siguen ingresados evolucionan favorablemente.

Redacción. El polideportivo municipal de Monterrubio de la Serena, en Badajoz, se ha quedado pequeño para recibir a las miles de personas que han acudido este sábado, 10 de mayo, al funeral por los cinco jóvenes fallecidos en el accidente de minibús del pasado jueves cerca de Castuera. Todos ellos han querido arropar a las familias de las víctimas de este desafortunado accidente y acompañarlas en este triste día.

Unas 2.000 personas dentro del polideportivo municipal y otras tantas en los exteriores han dado el ultimo adiós a estos cinco jóvenes de entre 12 y 15 años que dejaron su vida en la carretera.

Muchos jóvenes de la edad de los fallecidos, entre los que estaban algunos de los heridos en este mismo accidente, visiblemente afectados, han acudido a este funeral, en el que Cruz Roja ha atendido a varias personas por crisis de ansiedad o lipotimias.

Al funeral también ha asistido el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz; el presidente del Gobierno extremeño, José Antonio Monago; el delegado del Gobierno en Extremadura, Germán López Iglesias, y el presidente del Parlamento autonómico, Fernando Manzano, así como todos los miembros del Consejo de Gobierno y representantes de los partidos políticos y los agentes sociales y económicos de la región.

En declaraciones a los medios de comunicación, el ministro del Interior ha destacado que hoy es una “jornada de dolor para toda España”, que “ha sentido como suya esta desgracia”, ha dicho. “Hoy es un día de luto, no solo en Monterrubio y en Extremadura, sino en toda España”.

Pasillo del equipo. Un importante cordón de la Guardia Civil custodiaba las entradas y salidas al polideportivo municipal, al que han dejado entrar vecinos hasta que se ha llenado el pabellón y han cerrado el paso, por lo que cientos de vecinos se han quedado a las puertas de este recinto deportivo esperando la salida de los féretros. Tampoco se ha permitido el acceso a los medios de comunicación.

El funeral ha estado oficiado por el arzobispo de Mérida-Badajoz, Santiago García Aracil, al que ha acompañado el arzobispo emérito, Antonio Montero, y se ha prolongado hasta cerca de las 12.00 horas, cuando multitud de vecinos que estaban dentro y fuera del polideportivo han dado el pésame a las familias de los fallecidos.

El momento más emotivo de la jornada ha sido la salida de los féretros del polideportivo pasadas las 13.00 horas de este sábado. A la salida, los ataúdes pasaron por un pasillo que les realizaron los jugadores del equipo de fútbol de Herrera del Duque, los chicos con los que jugaron el partido la tarde del accidente, tras el que cogieron el minibus con destino a su pueblo.

Cuatro de los féretros han sido portados a hombros desde el polideportivo municipal hasta el cementerio de Monterrubio de la Serena, situado a unos 500 metros, mientras que el quinto ha sido trasladado en coche a la pedanía de La Nava, de la que era vecino el menor fallecido, y que está situado a una veintena de kilómetros.

Evolución favorable. Dos menores de edad, de 12 y 14 años, y el hombre de 77 años que resultaron heridos en el accidente continúan ingresado en el Hospital de Don Benito-Villanueva y lo estarán al menos durante 24 horas más.

Según el último parte médico difundido por la Consejería de Salud y Política Social de Extremadura, el estado de los tres heridos presenta una “evolución favorable”.

Los dos menores, uno de 12 años y otro de 14, sufren heridas, policontusiones y abrasiones. Por su parte, el adulto de 77 años de edad, abandonó este pasado viernes la zona de observación en urgencias para ser ingresado en Medicina Interna, después de que se descartase una posible fractura de cadera. Su ingreso está motivado más por su edad que por la gravedad de sus heridas.

Detenido el conductor de la excavadora. Asimismo, el conductor de la excavadora con la que chocó el minibus ha pasado a disposición judicial.

El hombre fue detenido en la mañana del viernes, 9 de mayo, por la Guardia Civil, después de que diera positivo en las pruebas de consumo de drogas que se le realizaron tras el accidente. En concreto, el conductor de esta máquina agrícola dio positivo en el consumo de cocaína y cannabis.

El laboratorio del servicio de Toxicología de Instituto de Ciencias Forenses de la Universida de de Santiago de Compostela (USC) será el encargado de contrastar con un segundo análisis los resultados de este test indiciario tras recibir el lunes la muestra de saliva.

El director del laboratorio, el catedrático Manuel López-Rivadulla, han explicado que “del lunes para el martes podría estar el resultado y lo notificamos vía fax o vía correo electrónico para que la situación quede clara lo más rápidamente posible”.

Ha añadido que en esta ocasión, al margen de la Guardia Civil de Tráfico como suele ser habitual, también se tendrá que remitir el resultado al juzgado de Badajoz que instruye la causa para que se incorpore al resto de documentación de la instrucción.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.