Las empresas y familias en quiebra bajan un 29% en el primer trimestre

Los deudores concursados descienden un 8,5% en tasa intertrimestral, su mayor caída en un primer trimestre de los últimos cinco años.

Las regiones donde más bajaron los deudores concursados fueron Baleares, Asturias y Aragón.
Las regiones donde más bajaron los deudores concursados fueron Baleares, Asturias y Aragón.

Redacción. Las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas sumaron 2.090 durante el primer trimestre del año, lo que supone un descenso del 29% respecto al mismo periodo de 2013, según la Estadística de Procedimiento Concursal del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, las familias que se declararon en concurso de acreedores ascendieron a 178, lo que supone un descenso del 24,3% respecto al mismo trimestre de 2013, mientras que las empresas concursadas bajaron un 29,4%, hasta sumar 1.912 procedimientos de quiebra.

En tasa intertrimestral (primer trimestre de 2014 sobre último trimestre de 2013), el número de deudores concursados retrocedió un 8,5%, su mayor descenso en un primer trimestre en los últimos cinco años. Este recorte se debió a la caída de las empresas en concurso (-9,6%), ya que las familias en concurso aumentaron entre enero y marzo un 5,3%.

Las sociedades anónimas que entraron en concurso durante el primer trimestre bajaron un 34% en tasa interanual, hasta totalizar 315, en tanto que las sociedades limitadas que se vieron inmersas en esta situación descendieron un 28,7%, hasta los 1.500 procedimientos.

Las personas físicas con actividad empresarial también recortaron los procesos concursales, un 28,9% en tasa interanual, aunque los incrementaron un 8% respecto al último trimestre de 2013.

Durante el primer trimestre, los concursos voluntarios bajaron un 30,8% en relación al mismo periodo de 2013, en tanto que los necesarios crecieron un 8,2%. Por clase de procedimiento, los ordinarios retrocedieron un 63,3% interanual y los abreviados, un 12,8%.

El 24,1% de las empresas que entraron en concurso entre enero y marzo tenían como actividad principal la construcción (460 concursos), mientras que el 19,5% se dedicaba al comercio (372 empresas concursadas) y el 15,6% a la industria y energía (299). En total, estos tres sectores concentraron casi seis de cada diez procedimientos concursales del primer trimestre.

Cataluña, a la cabeza de los concursos. El 28,6% de las empresas concursadas hasta marzo se concentraron en el tramo más bajo de volumen de negocio (hasta 250.000 euros) y eran principalmente sociedades limitadas. Además, una de cada cuatro empresas concursadas tenía una antigüedad de 20 o más años, frente al 9,3%, que tenían cuatro o menos años de vida.

Por comunidades, Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía fueron las comunidades con mayor número de declaraciones de concurso en el primer trimestre, dado que acapararon más del 60% del total de procedimientos. En concreto, Cataluña sumó 450 concursos, Madrid registró 316, Comunidad Valenciana tuvo 265, y Andalucía, 231.

En términos interanuales, las regiones donde más bajaron los deudores concursados fueron Baleares (-85,2%), Asturias (-57,6%) y Aragón (-46,2%), mientras que las únicas que presentaron repuntes respecto al primer trimestre de 2013 fueron La Rioja (+25%) y Canarias (+20,3%).

Las regiones con menos suspensiones de pagos en el primer trimestre fueron Asturias, con 28 procedimientos, y La Rioja y Navarra, ambas con 30 procesos.

Con la entrada en vigor de la Ley Concursal el 1 de septiembre de 2004, el INE sustituyó la antigua estadística de suspensiones de pagos y declaraciones de quiebra por la de procedimiento concursal, reemplazando los conceptos jurídicos de suspensión de pagos y declaración de quiebra por el de concurso de acreedores, denominándose deudores concursados a las entidades sometidas a este proceso.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.