Alrededor de 800.000 españoles cancelaron sus viajes de verano en 2013

Redacción. Casi 800.000 viajeros tuvieron que cancelar sus viajes durante el verano de 2013 con lo que se vieron obligados que hacer frente a unos gastos de cancelación de unos 240 millones de euros, según el último estudio realizado por el departamento de Business Analytics de InterMundial Seguros, que indica que únicamente el 19% de viajeros habían contratado un seguro de cancelación.

La investigación de este área profundiza en las causas de cancelación y revela que el 54% de las mismas son problemas de salud, como enfermedades y accidentes del propio asegurado o familiares (53%), intervenciones quirúrgicas (2%) o fallecimientos (1%).

A estas razones le siguen aquellas de carácter laboral (ya sean incorporaciones, despidos, traslados o cambios vacacionales), que suponen el 19%, y trámites administrativos, en un 13% de los casos.

A éstas habría que sumar otros motivos como suspenso de asignaturas (1,5%), avería de vehículos (0,5%), exámenes (0,5%), o no concesión de visados (0,5%), entre otras causas aún menos frecuentes.

Cargos por cancelación. Los cargos y penalizaciones ante la cancelación de un viaje pueden alcanzar mayor o menor nivel de gasto en función del tipo de viaje.

En el caso de la contratación de servicios únicos, como son los desplazamientos en avión o las pernoctaciones hoteleras, varían en función de la compañía y la tarifa, llegando a cobrar en muchos casos el 100% de los gastos.

Los viajes combinados, por su parte, obligan a enfrentar gastos de gestión y anulación, sumando asimismo una penalización que oscila entre el 5% y el coste total del desplazamiento, dependiendo del tiempo que aún falte para la salida. El 76% de estas cancelaciones se realizan en las dos semanas previas al viaje, por lo que la media en la penalización suele ascender a 300 euros.

Del mismo modo, los cruceros también muestran una oscilación de costes de entre el 30% y el 100% en función del tiempo restante hasta la salida, ya que suelen reservarse con varios meses de antelación.

En cuanto a los desplazamientos motivados por estudios fuera del país, el coste de anulación de un viaje de tres semanas de duración asciende de media a 750 euros, cifra que aumenta de forma exponencial si se trata de un curso anual, caso en el que la penalización ronda los 5.000 euros de media.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.