Dos policías salvan la vida a un bebé que se estaba asfixiando tras ingerir un trozo de plástico

Uno de los agentes le realizó a la niña de nueve meses la maniobra de Heimlich, logrando así que expulsara lo que se había metido en la boca.

Redacción. Dos agentes de la Policía Nacional han salvado la vida a un bebé de nueve meses que se estaba asfixiando al haberse tragado un trozo de bolsa de plástico cuando viajaba con un familiar en un coche que circulaba por la avenida Salinas de Fuengirola, en Málaga.

Los hechos se produjeron sobre las 17.30 horas, cuando dos agentes de la Policía Nacional que iban en un vehículo camuflado observaron cómo una mujer, en estado de nerviosismo, detenía bruscamente la marcha de su coche para bajarse y sacar a una bebé a la que comenzó a zarandear. Entonces, uno de los agentes acudió rápidamente al sitio y el otro solicitaba, a través de la Sala del 091, una ambulancia.

El bebé, tal y como comprobaron, estaba amoratado, síntoma de que se estaba asfixiando. Uno de los policías inmediatamente le realizó la maniobra de Heimlich para que expulsara el objeto y para que volviera a respirar. La niña expulsó una pequeña flema con el trozo de plástico que se había tragado. Al parecer, según la Policía Nacional, la pequeña habría estado manipulando momentos antes del accidente una bolsa de plástico.

Rápidamente se personó en el lugar una ambulancia medicalizada del 061 con un médico que determinó que no era necesario su traslado a un centro hospitalario.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.