Una expedición española recorrerá Groenlandia a bordo de un trineo eólico

El viaje será de 5.000 kilómetros, durará 45 días, y servirá para comprobar la eficacia del trineo de viento como vehículo idóneo para la investigación en los territorios polares.

Ramón Larramendi, Manuel Olivera, Eusebio Beamonte y Karin Moe Bojsen durante la presentación del vehículo en Madrid.
Ramón Larramendi, Manuel Olivera, Eusebio Beamonte y Karin Moe Bojsen durante la presentación del vehículo en Madrid.

Redacción. Los expedicionarios españoles que participarán en la expedición ‘Circunnavegación de Groenlandia’, comienzan el lunes 5 de mayo su aventura en el Ártico.  La expedición se iniciará en el oeste de la isla, en Kangerlussuaq. Este día un pequeño avión les pondrá sobre el hielo del inlandsis, por el que realizarán un recorrido de 5.000 kilómetros, comenzando hacia el norte, hasta volver al punto de partida.

El equipo está formado por los españoles Ramón Larramendi (organizador), Manuel Olivera y Eusebio Beamonte, la danesa Karen Moe Bojsen y el groenlandés Hugo Svensson. El equipo viajará a bordo del primer vehículo eólico diseñado para la exploración científica de los polos. En la expedición participa el Instituto Pirenaico de Ecología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) con dos proyectos científicos que analizan la incidencia del cambio climático en el Ártico. Según el Panel de Expertos de Cambio Climático de la ONU (IPCC), España será uno de los países de Europa que más sufrirá con el calentamiento y, sin embargo, no cuenta con ninguna instalación científica propia en el Ártico.

“El objetivo de la expedición es comprobar la eficacia del Trineo de Viento como vehículo sostenible, de fácil manejo y económico para la investigación en los territorios polares, ecosistemas de gran fragilidad en los que hoy se mueven miles de científicos de todo el mundo dejando su huella ecológica”, ha destacado Larramendi.

Los expedicionarios llevarán a bordo diferente instrumentación científica para recoger datos para dos proyectos científicos del Instituto Pirenaico de Ecología (CSIC), dirigidos por el geógrafo Juan Ignacio López Moreno: la caracterización de la nieve y la validación de modelos climáticos de Groenlandia.

Asimismo, tomarán medidas de la radioactividad cuando pasen cerca de los restos de antiguas bases militares abandonadas con el fin de la Guerra Fría. Igualmente, si las condiciones lo permiten, tienen previsto visitar algunas de las estaciones científicas internacionales que se encuentren cerca de su ruta, donde se investigan los cambios que están ocurriendo en Groenlandia. Desde España, participará en su coordinación logística el geólogo y piloto Juan Manuel Viu. 

Pioneros de récord. Según la organización de la expedición Tierras Polares, a este reto científico se une el reto geográfico, ya que nadie antes que este equipo liderado por un español ha intentado dar la vuelta por su ‘hielo interior’ a Groenlandia, la isla más grande del mundo con 2,5 millones de kilómetros cuadrados. En este viaje podrían batir el récord mundial de distancia recorrida en un solo día.

El americano Lonnie Dupre y el australiano John Hoelscher, que lo intentaron con medios de transporte no contaminantes (trineos con perros y kayak) tardaron 5 años, entre 1997 y 2001, en dar la vuelta a la isla, pero no por el hielo. El Trineo de Viento invertirá en torno a 45 días.

La tripulación prevé que se encontrará con vientos muy distintos, no siempre a favor, lo que permitirá mejorar la técnica de manejo del trineo que ya se ha utilizado en viajes anteriores. En esta ocasión, el vehículo ha experimentado importantes mejoras técnicas, tanto en la estructura, como en las cometas, además de incorporar una nueva tienda semi-transparente que incrementa la protección de los pilotos.

También se han mejorado los mandos y se pondrán a prueba nuevos materiales. La nueva expedición del Trineo de Viento se desarrollará cuando la luz solar dura prácticamente las 24 horas del día, por lo que la intención de los expedicionarios es hacer turnos de pilotaje para estar en marcha el mayor tiempo posible.

El viaje comenzará en el suroeste groenlandés, en las cercanías de Kangerlussuaq, por donde accederan al ‘indlandsis’ (masa de hielo) en los primeros días de mayo. Es allí donde pondrán rumbo al norte, hacia la región de Thule, desde donde iniciarán el regreso por la zona este, la más inexplorada, pasando por las cercanías de Narsaq. Acabarán en el mismo lugar en el que comenzaron.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.