Inician la declaración como BIC de un yacimiento de huellas de dinosaurio en la localidad valenciana de Alpuente

Cañada París II es el nombre de este yacimiento paleontológico datado en el tránsito del Jurásico al Cretácico.

Huellas de dinosaurios en Cañada Paris. / Foto: bioinf3.uab.cat
Huellas de dinosaurios en Cañada Paris. / Foto: bioinf3.uab.cat

Redacción. El pleno del Consell de la Generalitat valenciana ha dado su conformidad al inicio del expediente de declaración de Bien de Interés Cultural (BIC), con la categoría de zona paleontológica, del yacimiento paleontológico Cañada París II, situado en el término municipal de Alpuente.

El yacimiento de icnitas o huellas fósiles de dinosaurio Cañada París II constituye un importante enclave paleontológico datado en el tránsito del Jurásico al Cretácico y será el undécimo BIC en la categoría de zona paleontológica de la Comunitat Valenciana.

Se trata de uno de los yacimientos icnológicos mejor preservados de la región, en el que se documenta la diversidad de las faunas de dinosaurios del final del Jurásico en la parte más oriental de la península ibérica.

El yacimiento se localiza sobre un nivel de areniscas en el que pueden reconocerse diversas improntas de dinosaurios saurópodos y de dinosaurios terópodos no avianos. Las icnitas se organizan en dos rastros principales, prácticamente paralelos, de sentido norte-sur. El primero de ellos tiene más de ocho metros de longitud y es atribuible a un dinosaurio saurópodo, constituido por 15 a 17 icnitas que correponden a conjuntos mano-pie producidos por el paso del dinosaurio.

El segundo rastro, de unos seis metros de longitud, es atribuible a un dinosaurio terópodo bípedo de talla media y se compone de 5-6 icnitas tridáctilas. También pueden reconocerse otras icnitas aisladas o asociadas en conjuntos mano-pie, atribuibles a dinosaurios saurópodos de gran tamaño.

Como todo BIC, el yacimiento Cañada París II tiene un entorno de protección que también aparece delimitado. En este caso, dentro de este entorno se encuentra el yacimiento Cañada París I, que ha proporcionado restos óseos de dinosaurios, así como coprolitos, escamas y dientes de peces, dientes de cocodrilos y pterosaurios, restos de anfibios y lacértidos y fragmentos de cáscaras de huevo de arcosaurios.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.