La Policía Nacional libera en menos de tres horas a cuatro jóvenes chinos secuestrados por compatriotas en Málaga

Los secuestradores, que pedían 10.000 euros de rescate, habían encerrado a dos personas en una furgoneta, mientras tenían a las dos restantes retenidas en un domicilio de Benalmádena.

Material incautado.
Material incautado.

Redacción. Agentes de la Policía Nacional han detenido en Málaga a siete ciudadanos chinos que horas antes habían secuestrado a cuatro jóvenes compatriotas. Las víctimas, dos de ellas se encontraban encerradas en una furgoneta en Torremolinos y las otras dos en una vivienda de Benalmádena, han sido liberadas en la operación. Los captores exigían 10.000 euros como rescate y han sido arrestados como presuntos responsables de delitos de secuestro y lesiones.

Una mujer de origen chino acudió a la comisaría de Torremolinos a denunciar que su sobrino y otros tres amigos habían sido secuestrados por unos compatriotas. Por su liberación exigían 10.000 euros. Inmediatamente se iniciaron las pesquisas para localizar y liberar a las víctimas y detener a sus captores. Tras las primeras indagaciones los investigadores comprobaron que los jóvenes se hallaban retenidos en contra de su voluntad en distintos lugares. Mientras que dos de las víctimas podrían estar en el interior de una vivienda de Benalmádena, las otras dos se encontrarían en el interior de una furgoneta en Torremolinos.

Dispositivo discreto. Se estableció entonces un discreto dispositivo policial en torno a la zona en la que podría estar ubicada la vivienda, en Benalmádena-Costa. Durante el dispositivo, los agentes desplegados en la zona observaron a dos individuos de origen chino que salían del edificio y se encaminaban primero a una entidad bancaria -en la que uno de ellos realizó un reintegro- y seguidamente hasta un cajero automático de la misma entidad, en la que la misma persona realizaba otro reintegro, para finalmente regresar seguidamente a la vivienda investigada. A continuación observaron cómo una de estas personas, junto con otro joven, salen a la calle. Una vez identificadas, resultaron ser dos de las víctimas, que habían sido liberados después de entregar dos mil euros a sus captores, dinero que una de las víctimas había extraído de sus cuentas minutos antes, mientras era acompañado y vigilado por uno de los secuestradores.

Paralelamente, se desplegaba otro dispositivo para localizar a las otras dos víctimas, que han sido liberadas en Málaga, donde también han sido detenidos tres de los presuntos responsables. Además ha sido intervenida la furgoneta utilizada en el rapto e incautados dos mil euros en efectivo que portaba uno de los detenidos entre sus ropas. Horas más tarde han sido arrestados en el entorno de la vivienda de Benalmádena otros cuatro implicados más en el secuestro.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.