Una empresa australiana se hace con los derechos de explotación de la mina salmantina de Retortillo

Berkeley Minera obtiene esta concesión por un periodo de 30 años, suponiendo la puesta en marcha del proyecto la creación de casi 200 empleos directos y unos 1.000 indirectos.

La mina de Retortillo, en Salamanca. / Foto: www.icoitma.com
La mina de Retortillo, en Salamanca. / Foto: www.icoitma.com

Redacción. La Consejería de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León ha otorgado a Berkeley Minera la Concesión de Explotación del yacimiento de uranio ubicado en los términos municipales de Retortillo y Villavieja de Yeltes (Salamanca).

Así lo ha indicado la empresa que pretende poner próximamente en marcha este proyecto, una entidad que ha recordado también que la concesión tiene un periodo de validez inicial de 30 años y podrá ser renovada por dos periodos adicionales de 30 años cada uno.

El otorgamiento para esta explotación, denominada Retortillo-Santidad, constituye un hito “muy relevante” en el proyecto minero que la empresa multinacional ha iniciado en Salamanca, ya que permitirá a su vez “continuar con la tramitación de las autorizaciones pertinentes para iniciar la construcción de las instalaciones y la posterior explotación comercial de dichos yacimientos“, ha apuntado Berkeley.

La entidad responsable del proyecto ha recordado que el permiso, que supone además la aprobación del Plan de Explotación y los Planes de Restauración y Clausura para la explotación del yacimiento de Retortillo, se suma a la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) favorable emitida en octubre del año pasado por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y al informe favorable del Consejo de Seguridad Nuclear en materia de protección radiológica emitido en julio de 2013 para el otorgamiento de la concesión.

Con las reservas calculadas en el yacimiento Retortillo y el ritmo de producción de 2,2 Mt/año de mineral, Berkeley prevé que la vida de la explotación de la mina sea de diez años, precedido por “algo más de un año para la construcción”.

Posteriormente, se llevarían a cabo los trabajos de cierre de la mina y de restauración. Además, la empresa continúa la investigación geológica en la zona, que, en caso de ser favorable, permitirá extender la vida útil del Proyecto.

La futura explotación del yacimiento tendrá unos efectos “muy notables” en el desarrollo económico y social de la comarca y de Salamanca, dada la importancia del esfuerzo inversor que lleva aparejado, ha subrayado Berkeley.

La inversión total de la empresa en este proyecto ascenderá a 369 millones de euros durante el periodo de vigencia del proyecto, repartidos entre inversiones de capital en activos (labores de construcción de mina, accesos y planta), costes de operación, costes de restauración y clausura, así como de gestión de residuos.

Se estima que en torno al 80 por ciento de estos importes recale en la comarca en la que se desarrolla el proyecto. Berkeley Minera España lleva invertidos hasta la fecha casi 50 millones de euros en los proyectos que desarrolla en Salamanca.

La explotación de este yacimiento supondrá la creación de 196 empleos directos (incluidos los contratistas permanentes), a los que se sumarán los indirectos que, conforme a los estudios para este tipo de proyectos mineros realizados por la Universidad de Salamanca, podrían llegar a otras 1.000 personas, ha recordado Berkeley.

La entidad ya ha recibido, a través de las oficinas de Adecco abiertas en Retortillo, más de 15.000 solicitudes de empleo, muchas de las cuales provienen de la comarca de Ciudad Rodrigo, donde están ubicadas las antiguas minas de uranio que estuvieron en explotación hace algunos años, según los datos de la empresa.

Próximos pasos. Tras el otorgamiento de la Concesión de Explotación, Berkeley está pendiente de la Autorización Previa de la planta de proceso como instalación radiactiva por parte del Consejo de Seguridad Nuclear, a la que seguirá la Autorización de Construcción, y, por último, la de Explotación.

Por otro lado, el Plan de Explotación de los yacimientos de uranio de Retortillo- Santidad, que ha desarrollado Berkeley Minera, incluye un Plan de Restauración que recuperará los usos de actuales de las 236 hectáreas de suelo que se verán afectadas por el proceso extractivo.

Pero además la DIA prevé la forestación de una superficie adicional de un mínimo de entre 75 y 100 hectáreas en el entorno de la explotación, que forman parte del Plan de Recuperación de Hábitats que incorpora el Proyecto.

El Plan de Restauración y Clausura, que incluye el plan de gestión de residuos y que contará con un presupuesto de 32 millones de euros, “potenciará la formación de nuevas dehesas, mediante la revegetación con especies autóctonas”, ha asegurado Berkeley.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.