Toxicología detecta un nuevo tipo de intoxicación por la ingestión accidental de la carga del cigarrillo electrónico

Redacción. El Servicio de Información Toxicológica (SIT) recibió en 2013 un total de 92.853 llamadas, de las que más del 80% indicaban una exposición a algún producto químico potencialmente tóxico, según datos de la Memoria 2013 de este organismo, que este año ha detectado un nuevo tipo de intoxicación, que es la derivada de la ingestión accidental del contenido de la recarga de los cigarrillos electrónicos.

Según los datos del STI, perteneciente al Instituto de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF), más de 75.000 personas de los que pidieron ayuda por teléfono sufrieron exposición a productos potencialmente tóxicos en 2013. El resto de las llamadas fueron demandas de información toxicológica sobre efectos secundarios de medicamentos, reacciones a fármacos, manipulación de sustancias químicas o consultas médicas.

Estos datos representan un descenso con respecto a la memoria del año 2012, cuando el servicio notificó un total de 97.387 consultas recibidas, de las que en 77.644 había existido una exposición a algún producto químico potencialmente tóxico.

Medicamentos (52,9%), productos de limpieza (19%), plaguicidas (5,9%) y cosméticos (5,6%) son los elementos implicados en la mayoría de las intoxicaciones. “Cada año unas 20.000 personas de media ingieren medicamentos en dosis inadecuadas o confunden la vía de administración de los mismos”, advierte el organismo.

Los medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso son los que más intoxicaciones registran (27,8%) tanto en las ingestas accidentales infantiles (en su mayoría antitérmicos) como en las voluntarias de adultos (ansiolíticos y antidepresivos). Les siguen los medicamentos relacionados con el aparato respiratorio (16,1%), como los antitusivos y antiasmáticos.

Respecto a la ingestión accidental del contenido de los cartuchos de recarga de los cigarrillos electrónicos, recuerda que la mezcla a veces muy elevada de nicotina y glicerina es la que produce los efectos nocivos. Por contra, destaca que con los años han desaparecido las intoxicaciones por productos como los cristalizadores del suelo, retirados del uso doméstico tras la denuncia de varios casos de ingestión accidental con resultado de muerte.

Los más intoxicados, los niños de 2 a 4 años. En cuanto al perfil, el intoxicado tipo es un niño de 2 a 4 años, que ingiere accidentalmente un medicamento o producto de limpieza en su domicilio. Además, en los últimos años ha aumentado entre los sujetos intoxicados el grupo de edad de mayores de 70 años, afectados por el deterioro sensorial y de reflejos, así como por las enfermedades mentales degenerativas y las patologías crónicas.

La vía de entrada más común es la oral (83%), seguida de la inhalatoria de gases y vapores tóxicos (4,1%). La mayoría de las intoxicaciones tienen lugar en el propio domicilio del afectado (83%). Aunque se registran muchas menos en el medio laboral (1,3%), suelen presentar mayor gravedad.

La gran mayoría de intoxicaciones son accidentales (64,9%) y de todas ellas el 20,4% responde a un error en la dosis de los medicamentos o en la vía de administración del mismo.

Del mismo modo, la memoria señala que, aunque no hay una gran diferencia entre unas épocas del año y otras, se observa una ligera reducción en el volumen de llamadas durante los meses de verano y al final y principio de año, es decir, en las épocas en las que los ciudadanos están de vacaciones. Y durante la semana, el domingo es el día que menos llamadas se registran y el jueves el que más. En términos generales, los días laborables se registran más consultas que los festivos.

Por otro lado, aunque las más comunes se mantienen durante todo el año, hay otras intoxicaciones que tienen cierto carácter estacional. Así, se registra un crecimiento de llamadas referidas a fármacos antihistamínicos en primavera, productos de piscinas en verano, consumo de setas en otoño e intoxicaciones infantiles por flores de pascua en Navidad (altamente irritantes al contacto con la boca).

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.