Teatros del Canal estrena la opereta ‘La corte del faraón’

La dirección musical está a cargo de Carlos Cuesta con la Orquesta Sinfónica Verum y el Coro de la Comunidad de Madrid.

Teatros del Canal
Teatros del Canal / http://www.cronicanorte.es

Redacción. Los Teatros del Canal de la Comunidad de Madrid presentan ‘La corte del faraón’, una opereta bíblica en un acto del género sicalíptico con dirección de escena de Emilio Sagi, dirección musical de Carlos Cuesta e interpretada por la Orquesta Sinfónica Verum.

Con libreto de Guillermo Perrín y Miguel Palacios, la música está compuesta por Vicente Lleó y la escenografía corre a cargo de Daniel Bianco. Esta producción del Teatro Arriaga y el Teatro Campoamor de Oviedo se podrá ver en la Sala Roja en cinco únicas funciones, del 4 al 9 de mayo.

Esta producción se estrenó con anterioridad en el Teatro Arriaga de Bilbao, en coproducción con el Teatro Campoamor de Oviedo. Además, Emilio Sagi y el escenógrafo Daniel Bianco han logrado crear un espectáculo que renueva la manera de acercarse a un género que ha pasado años olvidado de nuestros escenarios pero que a través de apuestas como esta vuelve a ofrecer representaciones de calidad.

Otra de las grandes aportaciones de este proyecto es el elenco seleccionado, tanto vocal como actoralmente. En esta producción participan Sandra Ferrández (Lota), Itxaro Mentxaka (La Reina), Inés Ballesteros (Raquel), Sol Maguna (Ra), Enrique Viana (Sul), Gemma Martínez (Sel), Maribel Salas (Ta), Manel Esteve (El Gran Faraón), Jorge Rodríguez Norton (José), Axier Sánchez (Putifar), Josema Díaz (Gran Sacerdote), Alberto Núñez (Selhá) y Aritza Rodríguez (Seti).

El argumento de esta obra se centra en torno José, hijo predilecto de Jacob, al que sus hermanos venden como esclavo a los egipcios. El desdichado Joven acaba en la casa de Putifar, quien padece una severa disfunción eréctil. Ante esta situación, Lota, la esposa de Putifar, trata de calmar su frustración con el joven esclavo, lo que pondrá en peligro que éste pueda seguir llamándose “el casto José” sin faltar a la verdad.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.