España mejora su capacidad para lograr crecimiento y bienestar a través de las TIC

España aparece en la posición 38 de países que integran las TIC en el Informe Mundial sobre la Tecnología de la Información elaborado y difundido por el Foro Económico Mundial. El documento mide la capacidad de 148 economías de aprovechar las TIC para mejorar su competitividad y en favor del crecimiento y el bienestar.

El informe lleva por título "Crecimiento y Empleo en un Mundo Hiperconectado".
El informe lleva por título “Crecimiento y Empleo en un Mundo Hiperconectado”.

Redacción. España ha mejorado su posición en el ranking del Índice de Disposición a la Conectividad (NRI), elaborado por el Foro Económico Mundial, que mide la capacidad de 148 países de potenciar las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) con el objetivo de lograr crecimiento y bienestar.

En concreto, España ha pasado de la posición 38 de 2013 a la 34 del estudio de este año, lo que supone una mayor capacidad en este ámbito que países como Italia (posición 58) o Grecia (74). Por el contrario, Francia (25), Alemania (12) o Reino Unido (9) se encuentran en mejor posición. El ranking está liderado por Finlandia, seguido por Singapur y Suecia.

El Foro de Davos ha señalado que los países no pueden basarse únicamente en el desarrollo de la infraestructura TIC para ser competitivos, sino que los beneficios sólo pueden concretarse plenamente cuando un país aplica una estrategia integral, destinada a crear condiciones que permitan que las especialidades, la innovación y el espíritu empresarial florezcan junto a una infraestructura moderna.

En este sentido, el director ejecutivo de la Iniciativa de Competitividad Europea (IECI) y de Proyectos de Índices Globales de Insead, Bruno Lanvin, ha destacado que “las estrategias digitales deberían centrarse no sólo en desarrollar la infraestructura TIC sino también en crear las condiciones adecuadas para un uso eficaz de la TIC e impulsar la innovación, la competitividad y una mayor inclusión social”.

Por su parte, el patrocinador del informe y socio de Strategy&, Bahjat El-Darwiche, ha subrayado que “los países y las organizaciones tienen que comprender cuál es su postura frente a la madurez de los volúmenes de grandes datos, evaluar su progreso y determinar lo que necesitan para obtener mayores beneficios comerciales y organizativos en base al inmenso volumen de datos”.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.